Al hablar de ETIQUETA lo relacionamos directamente con la vestimenta, modales (lenguaje gestual, comunicación oral) y aspectos del comportamiento que marcaran la diferencia a la hora de concurrir a determinado evento, en este caso, una Boda.

Si en la invitación no se hace referencia a la etiqueta, se puede presuponer que hay una “cierta libertad” por parte de los invitados para elegir el vestuario que ellos consideren más adecuado para la ocasión (atendiendo siempre a la prudencia y al sentido común de los invitados).

Cuando la boda es, de cierta importancia, no siempre contamos con los conocimientos suficientes para poder cumplir con estas normas. No hay que tener ningún tipo de reparo en preguntar e informarse, para evitar no llamar la atención por no haber cumplido con estas reglas o consejos.

La invitación es el elemento de partida a la hora de elegir un vestuario para acudir a una ceremonia de este tipo.

  • Cuando se hace referencia a la etiqueta, los invitados deben atenerse a estos términos.
  • . Rigurosa etiqueta. Indica el carácter obligatorio de acudir de etiqueta.
  • . Chaqué o Uniforme. Indica que debe vestirse de forma obligatoria estas prendas.
  • . Frac o Uniforme. También indica el carácter obligatorio de este vestuario.
  • . Etiqueta suplicada. Indica el carácter opcional de acudir de etiqueta sencilla (chaqué o esmoquin, uniforme de etiqueta para los militares). Si no podemos acudir de etiqueta, al menos vestir traje oscuro.
  • . Corbata negra. Indica la obligación de acudir de esmoquin. Las señoras de vestido largo o cóctel.
  • . Corbata blanca. Indica la obligatoriedad de acudir de frac y las señoras con vestido largo.

 

El acudir como requiere la invitación es un acto de cortesía respecto de quien nos invita.

Según las reglas de la más estricta etiqueta, los invitados a una boda, tienen que evitar estos dos colores: el blanco, que es propio del traje de la novia, y el negro, que suele estar reservado para el luto. Esto es un consejo, no una prohibición.

Si la boda es de mañana o primera hora de la tarde, las señoras deberían vestir de corto, hasta la rodilla, o tipo cóctel, un poco por debajo de la rodilla.

Los hombres suelen vestir de chaqué o bien traje oscuro, dependiendo de los requisitos. En el caso de los militares, estos pueden vestir uniforme.

En el caso de las señoras, para la noche, todos los accesorios deben ser lo más elegante y a la vez discreto posible, lo mejor siempre es optar por joyas que se complementen. La noche es más discreta, más clásica y mejor solo metales preciosos y piedras preciosas, perlas, etc. auténticas.

Durante el día los accesorios pueden ser algo más llamativos, en cuanto a formas, tamaños y materiales (se permite la bijoutería fina).

El maquillaje, siempre discreto, durante el día suave, por la noche puede ser algo más marcado.

En el caso de los niños, no tienen una etiqueta definida, por lo que pueden ir acorde al gusto de los padres.



Anuncios